• Andrés Cifuentes

La trágica historia familiar de Joe Biden, nuevo presidente de Estados Unidos

El candidato demócrata sucede a Donald Trump en el cargo


Joe Biden sucede a Donald Trump en la Presidencia de los Estados Unidos. El nuevo presidente norteamericano es quizá una figura un tanto desconocida, a pesar de tener una dilatada carrera política. Este abogado de 77 años lleva en política desde la década de los años setenta. Una vida que ha corrido en paralelo a una historia familiar marcada por la tragedia, con la muerte de dos de sus hijos y el fallecimiento de su primera mujer, Neilia Hunter. Muy unido a los suyos, ha encontrado en Jill, que sustituye a Melania Trump como primera dama, a su alma gemela, con la que siempre demuestra una gran sintonía y complicidad en público.


Joseph Robinette Biden JR nació en Scranton, Pensilvania, el 20 de noviembre de 1942. Hijo de un vendedor de coches y de una profesora católica de origen irlandés, a los diez años se mudó junto a su familia a Claymont, en el condado de New Castle. Se licenció en Historia y Ciencias Políticas por la Universidad de Delaware y después ingresó en la facultad de Derecho de la Universidad de Siracusa, donde obtuvo el título de Juris Doctor en 1968. Ejerció la abogacía mientras comenzaba su incipiente carrera política.


En 1966 cuando estaba estudiando Derecho, Biden se casó con Neilia Hunter, una profesora a la que conoció en Nassau (Bahamas) durante unas vacaciones de primavera. La pareja tuvo tres hijos: Joseph Robinette 'Beau', Robert Hunter y Naomi. La felicidad no les duró mucho por desgracia. El 18 de diciembre de 1972, poco después de que su esposo se convirtiera en senador por Delaware, llegando a ser el sexto más joven de Estados Unidos, su esposa y su hija murieron en un accidente de coche. En el vehículo iban los tres pequeños que acompañaban a su madre para comprar un árbol de Navidad. Madre e hija murieron y los otros dos niños sobrevivieron, aunque con graves heridas. Muchas décadas después, Biden habló así en un discurso de graduación en la Universidad de Yale: 'Seis semanas después de mi elección, todo mi mundo cambió para siempre. Mientras estaba en Washington contratando personal, recibí una llamada telefónica. Mi esposa y mis tres hijos estaban de compras navideñas, un camión con remolque los embistió, mató a mi mujer y a mi hija y no estaban seguros de si mis otros hijos vivirían'. En memoria de su primera mujer se creó el parque Neilia Hunter Biden en Wilmington (Delaware).


Beu Biden era el mayor de los tres hijos del candidato demócrata y fue un político, abogado y oficial estadounidense del Cuerpo del Abogado General del Juez del Ejército de Wilmington, Delaware. Beau tenía cuatro años cuando su madre y su hermana murieron en accidente de coche en el que también estaba su hermano Hunter y él mismo. Los dos niños sufrieron múltiples fracturas. A pesar de perder a su madre, Beau y Hunter siempre animaron a su padre a que se casara de nuevo y así Jill Jacobs se convirtió en una 'segunda madre' para ellos. Además de su carrera como letrado se alistó en el ejército y fue desplegado en Irak. Regresó para la toma de posesión de su padre como vicepresidente en enero de 2009, momento en el que recibió la Medalla de la Estrella de Bronce. Tristemente la tragedia volvió a llamar a la puerta de la familia Biden. En mayo de 2010, Beau ingresó en el hospital aquejado de fuertes dolores de cabeza, entumecimiento y parálisis. Años más tarde se le diagnosticó un cáncer cerebral del que murió el 30 de mayo de 2015 a los 46 años dejando una viuda y dos hijos: Natalie y Robert.


Beau Biden se casó con Hallie Olivere en 2002 (en la imagen con vestido negro y blanco). Tras unos años aquejado de un tumor cerebral Beau moría en un hospital de Maryland. Su funeral tuvo lugar en la iglesia católica romana de San Antonio de Padua en Wilmington (Delaware) el 6 de junio de 2015. En el solemne funeral su viuda estuvo acompañada por diversas personalidades como el matrimonio Obama, los Clinton y el último adiós se convirtió en todo un homenaje en el que se le entregó el Premio Legión al Mérito por sus servicios en la Guerra de Irak. El entonces presidente Obama describió al hijo de su vicepresidente como 'un buen hombre'. 'Hizo en 46 años lo que la mayoría de nosotros no podríamos hacer ni en 146' dijo Biden.


Hunter Biden, de 50 años, es el único hijo con vida que Joe Biden tiene de su primera mujer. Es abogado y asesor de inversiones. En uno de los debates electorales, el todavía presidente de los Estados Unidos entonces, Donald Trump, acusó a Hunter de recibir dinero de países extranjeros, principalmente de China y Ucrania. Biden salió en defensa de su hijo. Hunter, en la imágen junto a su padre y Barack Obama, siempre ha sido considerado como 'la oveja negra' de la familia. Se casó con Kathleen Buhle en 1993 con quien tiene tres hijas: Naomi, Finnegan y Maisy. La pareja se separó años después y el siempre polémico Hunter tuvo un romance con su cuñada Hallie, viuda de su hermano Beau. Tiene otros dos hijos fruto de relaciones posteriores. Hunter Biden ha pasado décadas luchando contra el alcohol y las drogas. Sus adicciones comenzaron en la universidad y las fue arrastrando durante años. En la actualidad parece que todo eso ya forma parte del pasado.


Ante tantas tragedias familiares, Joe Biden siempre ha tenido el faro en la oscuridad que ha sido Jill, su segunda esposa, con la que llevaba casado desde 1977. Jill, que ya desempeñó el papel de segunda dama de los Estados Unidos cuando su esposo fue vicepresidente del país durante la Administración de Obama, se convirtió en su apoyo durante toda la campaña electoral. Maestra de profesión, nunca ha abandonado su trabajo en un colegio de Virginia a pesar de sus deberes institucionales. Su intención ahora que ya ocupa la Casa Blanca es continuar dando clases, compaginando trabajo y deberes como primera dama (ninguna de sus predecesoras lo ha hecho). Antes de estar casada con Joe, lo estuvo con Bill Stevenson durante cinco años. El matrimonio tiene una hija en común Ashley Biden, que nació el 8 de junio de 1981. Joe y Jill se conocieron en 1975 a través del hermano de Joe que les invitó a una cita a ciegas. A pesar de llevar más de cuatro décadas juntos, Jill y Joe han mostrado una gran complicidad y unión en los actos de campaña.


Joe y Jill Biden tienen una hija en común, Ashley de 39 años que trabaja como activista, filántropa y diseñadora de moda. Está muy involucrada con el bienestar animal e impulsó que su padre aprobara la Ley de Información al Consumidor de Protección de los Delfines de 1990. En muchas ocasiones se ha involucrado en temas de actualidad y política. Así, en 2014 criticó que existiera la pena de muerte en algunos estados de su país y ha creado programas para personas en situación de vulnerabilidad. En 2017 lanzó Livekihood Collection, una marca de ropa ética.


Joe Biden tiene cinco nietos: Natalie, Robert , Maisy , Finnegan y Naomi. Aunque son Maisy y Naomi las que más protagonismo han alcanzado en los últimos tiempos. En una de sus visitas a la casa de su niñez en Scranton (Pensilvania) el pasado mes de noviembre, estuvo acompañado por dos de ellas. Precisamente fueron sus nietos los que animaron al abuelo a que se postulara en la carrera presidencial. De entre todos ellos destaca la mayor, Naomi, nacida en 1993 fruto de la unión de Hunter Biden y su exesposa Katheleen. Naomi lleva el nombre de su difunta tía que murió con tan solo un año en el fatídico accidente de coche. Durante la etapa de su abuelo como vicepresidente, Naomi le acompañó en muchas ocasiones y se ha convertido en toda una influencer. Se da la circunstancia de que es muy amiga de Tiffany Trump, una de las hijas del ya expresidente que acaba de anunciar su compromiso.


Fuente: www.hola.com/actualidad

13 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo